Hemos escrito mucho sobre CRM en este blog, pero ya iba siendo hora que le dedicáramos un espacio al ERP, la cara B de un software diseñado para gestionar de manera fácil y eficiente tanto las relaciones con tus clientes (CRM) como los procesos operativos de tu empresa (producción, logística, distribución, inventario, envíos, facturas, contabilidad…)

Entonces, podemos decir que un ERP es un paquete de software de gestión integrada que permite construir un sistema de información homogéneo sobre una base única. De este modo cubre un amplio ámbito de gestión que, obviamente facilita el control de los activos de una empresa con el consiguiente ahorro en recursos humanos y económicos. Por ejemplo:

Gestión de compras, ventas, contabilidad de clientes, de proveedores, activos, personal, producción (planificación, etc.), stocks (logística)…

Conocer todas estas variables en el momento exacto y desde cualquier dispositivo facilita la toma de decisiones, permite ofrecer mejor respuesta a los clientes, aumenta la productividad… En definitiva, contribuye a un crecimiento ordenado de tu empresa.

¿Cómo es el proceso de selección?

Muchos expertos consideran la creación de un “comité de selección” que dependerá del número de personas que conformen la empresa. En todo caso, se recomienda que sea de al menos dos personas (con conocimiento sobre gestión), con el fin de valorar más de una opinión. Estas personas recopilarán información sobre los ERPs que existen en el mercado, comparando precios, propuestas y soluciones. Para más tarde poder elegir el que sea más acorde con los objetivos de la empresa.

¿Cómo elegir un software que se adapte a las necesidades de mi empresa sin pagar de más?
En nuestro anterior artículo hablamos del SaaS (Software as a Service) que es un tipo de distribución de software que se adapta al tamaño y las necesidades de todas las empresas. Es modulable, se paga por lo que se usa y se apoya en la nube. Este tipo de servicios puede ser muy interesante para todo tipo de empresas ya que se adapta al número de usuarios y a las necesidades de cada empresa.