Conforme la tecnología avanza, el nivel de los problemas que las TI traen consigo también avanzan. Existen diferentes vulnerabilidades a las que una empresa puede ser sometida pero la mayoría de ellas se dan porque no se le otorga la importancia requerida a ciertos aspectos de seguridad.

Existe la creencia general, entre los responsables de las empresas, de que, las pequeñas complicaciones que surgen a diario con los equipos informáticos, y que hacen que el empleado deje de hacer su labor para solventar el problema informático, no son un inconveniente.
Pero esto es un error.

Sumando los gastos de reparación de urgencia, el tiempo perdido, la ausencia de equipos de repuesto, e incluso la necesidad de renovar los equipos antes de tiempo debido a la ausencia de mantenimiento, el gasto es considerable.
Pero a esto debemos sumarle el tiempo que robamos a nuestros trabajadores, que son los que, al fin y al cabo lidian con los contratiempos informáticos que surgen en el día a día.
Según un estudio de Beservices, los trabajadores de las oficinas dedican entre media hora y dos horas semanales a solucionar problemas con los sistemas informáticos. De modo anual, esta cifra alcanzaría las 100 horas por empleado. 100 horas perdidas en arreglar contratiempos que se podrían haber evitado. Esto es mucho, ¿no crees?

Esto genera falta de productividad, obviamente. Pero también es causa de estrés. Es tan común este tipo de problemas en los puestos de trabajo que requieran TI, que existe una denominación para este tipo de estrés, ESTRÉS INFORMÁTICO.  Que  un ordenador vaya demasiado lento, que falle continuamente, que el software no esté actualizado, que entren virus, malwares y gusanos por falta de licencia del antivirus…
¿Sigues pensando que no es rentable la externalización de tu mantenimiento informático?
Pegúnta por nuestros precios… Te vas a sorprender.