Una buena gestión de tu empresa empieza por la instalación de un software que te ayude en el ámbito comercial para avanzar hacia el éxito. Tener un sistema que nos facilite la administración de la empresa y además, la relación con nuestros clientes, es clave.

Los sistemas ERP y CRM se emplean para diferentes conceptos pero siempre con algo en común: alcanzar el éxito empresarial. El ERP planifica los recursos empresariales, mientras que el sistema CRM gestiona las relaciones con los clientes. Entonces, ¿cuáles son sus principales diferencias? ¿es posible la unión de ambas herramientas? ¡Te lo contamos!

¿Qué es ERP y qué función tiene?

Un ERP es un software de “back office” para tu empresa, es decir, gestiona los usos y procedimientos internos sin necesidad de que repercutan directamente en los clientes. Por tanto, un sistema ERP es aquel que trabaja con el intercambio de información y datos entre los distintos departamentos de una misma empresa.

Un ERP es un software de back office que gestiona los procedimientos internos sin necesidad de que repercutan a los clientes

Además, este sistema los controla, ayudando a que reduzcamos los costes de producción, llevemos un buen control del stock y almacenaje, un control de las ventas y de las facturas, y una administración de la contabilidad o las nóminas.

Un software ERP es un sistema de planificación de los recursos empresariales que nos ayuda a optimizar el tiempo y los recursos, aumentando la rentabilidad de tu empresa. Los procesos de tu negocio y el intercambio de datos será mucho más sencillo e intuitivo gracias a implantación de este sistema, haciendo nuestra empresa más eficiente mediante el análisis de KPIs y la mejora de los procesos entre departamentos.

Ventajas y beneficios de un sistema ERP

Un sistema ERP influye de manera determinante en la gestión de nuestros recursos y en la mejora de la relación entre todos los departamentos de la empresa. Con su implantación, conseguiremos reducir costes, aumentar los beneficios y conseguir una comunicación consolidada y sólida entre todos los trabajadores de nuestro negocio.

Entonces, ¿qué aspectos nos ayuda a gestionar un sistema ERP?

– Las nóminas.
– El control de la venta.
– El control del stock.
– La contabilidad y las finanzas de la empresa.

Sabiendo que el sistema ERP puede ayudarnos a establecer una gestión y un control sobre todo estos aspectos, podemos afirmar que el objetivo final es centralizar la gestión integral de la empresa a través de una misma herramienta.

Dentro de la integración de este software, es necesario que se realicen acciones que unan todos los departamentos y aglutine la información y los datos. Por ello, debemos realizar un análisis previo de las necesidades que tiene nuestra empresa, y de qué modo podemos cubrirlas con la implantación del software ERP.

Lo cierto es que este tipo de software suele implantarse en empresas de mayor tamaño en las que la gestión de sus recursos es muy necesaria para una buena actividad comercial.

¿Podemos trabajar con un sistema ERP y un software CRM al mismo tiempo?

Una vez que ya sabemos las funcionalidades que nos puede aportar un software ERP, la pregunta es: ¿cómo podemos implantar también una herramienta que gestione la relación con los clientes? Nos referimos a un software CRM con el que dispongamos de toda la información sobre cualquier cliente para poder avanzar hacia nuestros objetivos comerciales.

La unión de ambos softwares, ERP y CRM es totalmente compatible y necesaria, ya que cada uno nos ayudará a gestionar las dos partes del negocio

Por tanto, para que nuestra empresa esté totalmente optimizada y activa, es necesario que consideremos dos puntos claves:

1. Incrementar los ingresos.
2. Reducir los costes.

Teniendo esto en cuenta, la unión y confluencia de ambos softwares, ERP y CRM parece totalmente compatible y necesario, ya que cada uno nos ayudará a gestionar las dos partes del negocio, tanto la interna como la que se refiere a los clientes.

Como ya hemos mencionado antes, los sistemas ERP suelen ser más indicados para grandes empresas dónde es necesaria la organización interna, aunque no debe ser necesariamente así. Encontrar por tanto una herramienta que una ambas opciones puede ser la solución perfecta y asequible para las pymes.

Esto dependerá de la naturaleza de cada empresa y de sus necesidades. Por tanto, ERP y CRM son softwares totalmente compatibles y que ayudan a gestionar las dos caras de un mismo negocio. Mientras que un CRM nos puede ayudar a la gestión de los clientes y la captación de posibles prospectos, un ERP nos ayudará a reducir los costes gracias a una buena organización de la producción, los inventarios o la automatización de la contabilidad y la facturación.

beyond up: una herramienta CRM y ERP

Implantar el software ideal para tu empresa es posible y, si además necesitas que se unan las funcionalidades de ERP y CRM en una misma herramienta, beyond up es tu aliado perfecto.

El software beyond up es un proyecto de transformación tecnológica que ha experimentado una gran evolución gracias a la capacidad de desarrollo del producto acorde a las necesidades de tu empresa. El software beyond up nos ayuda a alcanzar un alto rendimiento comercial adaptándose a los procesos de cada empresa, convirtiéndose en el gran aliado para llegar a tus objetivos de venta.

Unir las funcionalidades de un CRM y un sistema ERP es una realidad gracias a beyond up. Podrás tener las necesidades para tu empresa en una misma herramienta, que además será especialmente positivo para las pymes. Gestiona las relaciones comerciales con tus clientes sin la necesidad de dejar de lado la organización y la gestión entre los distintos departamentos de tu empresa.

Con beyond up avanzarás hacia un futuro de éxitos empresariales gracias a la gestión eficaz de tu negocio y a la implementación de las relaciones comerciales con tus clientes.