El CRM es la herramienta idónea si lo que buscamos son buenos resultados comerciales en el mercado actual. Un mercado que nos obliga a estar en permanente cambio e innovación. Sin embargo, muchas empresas afirman no encontrar la utilidad suficiente a este software.

Entonces, ¿a qué se deben esos problemas? A pesar del alto número de empresas que deciden implementarlo en su negocio, si ese procedimiento no se realiza de forma adecuada, pueden surgir lagunas que nos llevarán a no sacarle el máximo partido a la herramienta. ¿Cuáles son los principales problemas y cómo podemos solucionarlo? ¡Te lo contamos!

¿Cuáles son los problemas de no implementar bien un CRM?

1. Las pérdidas de tiempo

Uno de los principales problemas que puede surgir de la incorrecta utilización de la herramienta es el hecho de perder demasiado tiempo en reportes, búsqueda de información o incluso en fallos de la propia aplicación.

Implementar el CRM de forma que sea nuestro asistente personal es imprescindible a la hora de gestionar la venta

Además, mantener constantemente el sistema actualizado necesita un esfuerzo que hace que el equipo comercial pierda tiempo en tareas que probablemente no tengan ningún valor añadido. Esto se aleja mucho de la idea de la herramienta ágil e inteligente que te ayuda en la gestión de tus clientes y en las relaciones comerciales.

Por ello, implementar el CRM de forma que sea nuestro asistente personal a la hora de gestionar la venta es imprescindible. De la forma que le pedimos a los asistentes por voz que realicen una llamada o nos busquen un restaurante, el software CRM te permitirá dictarle los reportes de las visitas y gestiones con los clientes, datos comerciales e impresiones.

2. La difícil tarea de visualizar las estadísticas

Otro de los principales problemas es el hecho de no poder ver correctamente desde tu CRM todas las estadísticas necesarias para tener un control total sobre tu negocio.

Encontrar los informes necesarios para medir las oportunidades de venta, el rendimiento de nuestro equipo comercial o el volumen de llamadas, emails y visitas a los clientes.

Si puedes tenerlo todos los informes necesarios y más importantes en un mismo módulo de la herramienta, la información será mucho más accesible y útil, ya que además esos datos estarán constantemente actualizados.

3. Tener la información valiosa en el momento oportuno

Muchas empresas que han implementado un sistema CRM en su negocio no conocen bien el rendimiento de sus productos y cómo está trabajando tu equipo. Por eso, tener la información valiosa en cada momento es imprescindible para analizar la productividad de tu negocio.

Por eso, es crucial que el CRM nos aporte una predicción de los posibles prospectos o del crecimiento de la empresa, el estado de las ofertas, el funnel de ventas o el análisis del comportamiento de nuestros clientes.

La próxima generación de softwares: CRMs inteligentes

Buscar soluciones a todos estos problemas pasa por el hecho de establecer una estrategia clara y concisa de la utilización del CRM. Por eso, para resolverlos ha llegado una nueva generación de CRMs, los CRMs inteligentes.

Esta tecnología se combina con el aprendizaje automatizado, los análisis predictivos y el procesamiento de tareas

Esto consistiría en aplicar la Inteligencia Artificial a los procesos llevados a cabo por una herramienta CRM. Esta tecnología estaría combinada con el aprendizaje automatizado, los análisis predictivos y el procesamiento de tareas.

Con él podrás ponerle fin a las pérdidas de tiempo o la mala visualización de estadísticas. La próxima generación de CRMs te permitirán acceder a la información que necesites sin tener que gastar esfuerzos en reportar visitas o llamadas manualmente. El CRM tendrá la información suficiente sobre tus clientes para saber cuál es el mejor momento para impactar en ellos.

Además, con estas nuevos avances será el propio CRM el que se encargará de realizar los análisis y las consultas para ponerte en el lugar idóneo la información de interés. Gracias al Big Data, tu herramienta CRM podrá hacer:

– Predicciones sobre tus clientes y los prospectos.
– Encontrar nuevas oportunidades de negocio.
– Anticiparte a los acontecimientos.
– Realizar un análisis del comportamiento de tus redes sociales y la de tus competidores.
– Una visión más efectiva de la evolución de tu contenido y tu negocio.

Por todo ello, el futuro del software CRM pasa por implementarlo junto con estas nuevas tecnologías para encontrar las funcionalidades idóneas y convertir en realidad lo que ahora parece lejano: encontrar la herramienta de ventas definitiva.