La adopción de tecnología clave, como las plataformas de gestión de clientes (CRM/ERP), supone, no solo un aumento en la productividad de los procesos internos, también la base para la aplicación de planes y estrategias concretas, ya que ayudan a las empresas a comprender mejor la información de su mercado, a adaptar sus productos y servicios a las demandas del cliente.

Los clientes digitales son los responsables de la transformación por la que pasan las compañías enfocando sus esfuerzos en una escucha activa para aumentar el conocimiento sobre el cliente, el primer paso para llegar a proporcionarles una excelente experiencia que aumente el engagement con la marca. En este sentido, Daniel Newman, experto en Transformación Digital y CEO de Broadsuite Media Group, destaca en una entrevista para másmovilidad.com que las empresas tienen “todavía que evolucionar para convertir la experiencia de cliente en el principal motor de nuestra Transformación Digital”.

«La principal preocupación de marketing está en el éxito en la experiencia de cliente»

Pero, ¿cómo podemos dotar a cualquier empresa de capacidad para almacenar estos datos que ayuden a tomar decisiones en la compañía? El CRM es la herramienta para los equipos de las empresas que se encuentra en continua interacción con el cliente. Para Brian Solis, principal analyst de Altimeter Group, “el CRM no es un centro de costes, sino una inversión en la experiencia del cliente para producir relaciones y valor a largo plazo”. Además, va más allá al declarar que “gestiona la intención de los clientes, sus expectativas y los resultados, de forma profunda y conectada a lo largo del customer journey “.

Transformarse digitalmente supone comprender mejor a los clientes para adelantarse a los cambios y conseguir su fidelidad y crecimiento. Apostar por el software (CRM) que permita una adecuada gestión será la base para abordar la transformación de la compañía.

Fuentes:

masmovilidad.com

territoriocreativo.es